INFORME DE CULTIVO: CRITICAL DE ROYAL QUEEN SEEDS

Al decidir qué cepa de cannabis plantar, los cultivadores pueden fijarse en varias características: facilidad de cultivo, producción, potencia, sabor y efecto, ya que todos estos factores varían de una cepa a otra. La Critical es una variedad de marihuana que lleva estos rasgos a la máxima categoría, por lo que se ha convertido en una cepa de referencia en la comunidad internacional de cultivadores. Para este informe, vamos a hacer un seguimiento del cultivo de la Critical (feminizada) de RQS a partir de semillas y esquejes, ¡hasta llegar a la cosecha! Sigue leyendo para descubrir cómo cultivar esta magnífica cepa.

MONTAJE DEL CULTIVO

En cuanto recibimos las semillas por correo, las metimos en unos bloques “Root Riot” para semillas y esquejes, que colocamos en un propagador con la base calefactada. Para la iluminación, usamos una lámpara MH colocada a una distancia de 60cm y configurada a un ciclo 18/6. Para mantener el espacio fresco (de 1×1×2,1m) usamos un ventilador de torre ionizante de 45cm de altura, así como dos ventiladores de 15cm.

Para todo el cultivo (incluyendo los esquejes) usamos la mezcla de tierra B'Cuzz Kilomix, de Atami, a la que añadimos cerca de un 10-15% más de perlita para crear una mezcla "ultra aireada" para las raíces y especialmente adecuada para el crecimiento vigoroso de la Critical.

CULTIVANDO LA CRITICAL A PARTIR DE SEMILLAS

Primero, veamos el proceso de cultivo a partir de semilla. Y más adelante, explicaremos el proceso a partir de esquejes.

FASE VEGETATIVA

Como es habitual con las semillas de Royal Queen Seeds, la germinación fue rápida. Al cabo de 3 días ya habían brotado todas las semillas, así que abrimos los conductos de ventilación del propagador. Al día siguiente, apagamos el calefactor de la base. En el día 5, trasplantamos las plántulas a macetas de 8,5cm usando la mezcla de tierra preparada y las colocamos más cerca de la lámpara, a unos 45cm. En los días posteriores, acercamos gradualmente las plántulas a las luces y en el día 8 colocamos las plántulas directamente bajo la lámpara, a una distancia de 22-25cm.

Todo avanzaba a buen ritmo. En el día 15, las trasplantamos a macetas de 15cm. Un apunte sobre el tamaño de las macetas: si intentas cultivar muchas plantas en un espacio limitado, es preferible limitarse a usar macetas más pequeñas, trasplantando a macetas más grandes únicamente cuando sea necesario.

Para este cultivo no aplicamos técnicas de poda o entrenamiento, dejando que las plantas crecieran con su forma natural. No interferimos con ellas en absoluto y crecieron rápidamente en esta fase. No tardaron mucho en requerir otro trasplante: el día 25, las pusimos en las macetas de floración. Pusimos 4 de las 6 plantas en macetas de 25cm, que son un poco más profundas que las macetas de floración estándar.

FASE DE FLORACIÓN

Para la fase vegetativa, usamos el abono Canna Terra Vega (media dosis a partir del día 8; dosis completa o 10ml por litro a partir del día 20). No observamos que se retrasara el crecimiento debido al trasplante, probablemente gracias al vigor híbrido de esta cepa. El día 28, trasladamos las macetas a la "sala de floración": un espacio de 2x1x2m con dos lámparas de 400W y dos ventiladores de 45cm.

Las niñas no perdieron el tiempo. Solo 6 días después de empezar el ciclo 12/12, las cuatro plantas empezaron a florecer; dos de ellas empezaron a estirarse considerablemente. A partir de entonces, empezamos a fertilizarlas con una dosis completa de Canna Terra Flores con cada riego. En ese momento, cortamos cuatro esquejes de las dos mejores plantas.

En el día 22 del ciclo 12/12, las plantas ya estaban floreciendo como locas y la resina estaba fluyendo. Doblamos la dosis del fertilizante aplicado con cada riego (20ml por litro) y cada 5º riego regamos con agua pura. Puede que aún fuera temprano, pero dado que las plantas florecían abundantemente, también les dimos cuatro dosis de un suplemento PK 13/14 a lo largo de cuatro días. Hacia el día 31, era evidente que dos de las cuatro plantas serían buenas productoras y, por suerte, los esquejes que habíamos sacado procedían de estas plantas.

ÚLTIMOS DÍAS ANTES DE LA COSECHA

Durante los 10 días siguientes, todas las plantas aumentaron de peso. Hacia el día 38, redujimos la dosis del fertilizante a una dosis normal; y en el día 42, dejamos de fertilizarlas por completo e hicimos un lavado de raíces con agua.

En el día 47, observamos como algunos pistilos de las flores se volvían de color marrón. El día 51 de la floración, al inspeccionar las plantas con una lupa de 8 aumentos observamos que los tricomas de dos de ellas (las dos más bajas) empezaban a volverse "lechosos". Sospechamos que las dos plantas más altas no debían ir muy rezagadas.

SECADO Y CURADO

Aquella tarde, llegó el momento de cosechar, manicurar y colgar las plantas para secar. Detectamos algunas diferencias en la estructura de crecimiento de las plantas y los cogollos; las dos plantas más altas tenían cogollos más duros, con un mayor espacio internodal. En el caso de las dos plantas más cortas, la estructura de los cogollos era más suave pero más densa, y el espacio internodal era más estrecho.

El aroma realmente no variaba de una planta a otra, ya que todas emanaban un aroma especiado y terroso durante la floración. Aunque, mirando atrás, es posible que la fragancia de las plantas más altas recordara un poco más a hachís y Skunk, aunque es difícil saberlo ya que ambas variaciones eran bastante fuertes.

Colgamos los cogollos en un armario oscuro durante diez días para secarlos y, a continuación, los curamos (20-30 días en tarros de cristal) para que alcanzaran su pleno potencial. En cuanto a la productividad y el colocón, hablaremos sobre ello más adelante tras explicar el arte de hacer esquejes de la Critical.

TOMANDO ESQUEJES DE LA CRITICAL: UNA BUENA CEPA PARA PERFECCIONAR TU DESTREZA CON LOS ESQUEJES

No todas las variedades de marihuana son fáciles de reproducir por esqueje, pero si la Critical se ha convertido en una favorita entre los cultivadores de interior es por algo. Además de dar pocos problemas al cultivarla desde semilla, la Critical es bastante indulgente a la hora de sacar esquejes, por lo que es una gran cepa para perfeccionar tu destreza con este método de reproducción.

Si nunca has cortado esquejes de cannabis, no te preocupes, ya que no es demasiado complicado, especialmente con una variedad tan fácil como la Critical. Según nuestra experiencia, tener una actitud relajada (“veremos si funciona o no”) posiblemente produzca mejores resultados.

PREPARATIVOS PARA SACAR ESQUEJES

Necesitarás una navaja bien afilada, un poco de enraizante para esquejes, tacos para semillas y esquejes "Root Riot" (o similares) y un pequeño propagador calefactado. Si quieres, también puedes usar un estimulador ecológico del crecimiento, Nitrozyme, aunque no es esencial.

Cortamos los esquejes cuando las plantas acababan de empezar a florecer. Pero, si no tienes experiencia con esquejes (o si lo has probado antes sin demasiado éxito), podría irte mejor cortándolos durante la fase vegetativa (18/6), ya que el crecimiento vigoroso de la Critical en esta etapa podría ayudar a los esquejes a desarrollar raíces con más rapidez.

Preparamos un espacio limpio en la encimera de la cocina con los tacos para esquejes, que previamente se habían sumergido en agua tibia. Los agujeros de estos bloques no siempre están bien hechos, por lo que quizás necesites un pincho o algo parecido para perforarlos bien; ¡nunca introduzcas un esqueje, empujándolo con fuerza, en un agujero taponado! También necesitarás un vaso grande de agua tibia, donde dejarás los esquejes recién cortados.

Ten en cuenta que uno de los motivos por los que pueden fallar los esquejes es la falta de higiene de las herramientas y la zona de trabajo. Usa detergente y agua hirviendo para limpiar bien la zona de trabajo y utiliza un cuchillo esterilizado, desinfectándolo con alcohol entre corte y corte. ¡Y no olvides encender el calefactor del propagador unas horas antes de cortar los esquejes!

Para sacar esquejes viables, fíjate en el tercio superior de la planta que quieres reproducir. Con el crecimiento vigoroso de la Critical, ¡en poco tiempo ya habrás encontrado un montón de posibles esquejes donde escoger! Una vez seleccionado un esqueje, calcula unos 10cm (3-4 nudos) por debajo de la punta. Elimina todas las hojas en esa zona, excepto las de la punta y el siguiente grupo de hojas por debajo de la punta. Corta las hojas cerca del tallo, procurando no dañarlo.

CORTAR EL ESQUEJE

A continuación, haz un corte limpio unos 3-5cm por debajo del nudo escogido e inmediatamente después pon el esqueje en un vaso de agua tibia, con la zona del corte en la parte inferior.

Con el esqueje parcialmente sumergido, haz un corte limpio de 45° por debajo del nudo más bajo; al hacer esto, ¡nunca saques el esqueje del agua! Ahora, la parte más “arriesgada” ya está hecha. Llegados a este punto, podrías dejar estos esquejes en el agua unos días y enraizarían. En nuestro caso, dejamos los esquejes en agua durante 2 minutos, ya que esto les permite absorber agua (y no aire) por el tallo tras el shock del corte, evitando una fatalidad.

A continuación, habiendo preparado previamente el enraizante para esquejes y un bloque de enraizamiento con un agujero pequeño, sacamos rápidamente el esqueje del vaso de agua y lo sumergimos en el enraizante para esquejes (normalmente, sumergimos dos terceras partes del esqueje durante unos 20 segundos). Entonces, introducimos cuidadosamente el esqueje en el bloque, presionando suavemente a su alrededor para asegurarlo. Ten en cuenta que todo esto debe hacerse con la mayor delicadeza posible; no dobles ni estrujes el esqueje, ya que esto reduciría las probabilidades de enraizamiento.

PONIENDO LOS ESQUEJES EN EL PROPAGADOR

Colocamos los bloques con los esquejes en la bandeja y los pusimos directamente en el propagador, con los conductos de ventilación cerrados. Cuando todos los esquejes estaban cortados y dentro del propagador, los pulverizamos con el estimulador de crecimiento Nitrozyme; así, los esquejes empiezan con ventaja, gracias al efecto añadido de este abono de aplicación foliar cargado de enzimas. El propagador necesita buena luz, pero (y esto es importante) no necesita demasiado calor extra. En este caso, teníamos el propagador a una distancia de 45cm de la lámpara de 400W y, para ir sobre seguro, también teníamos un ventilador soplando por encima del propagador. Pasados cuatro días, volvimos a rociar los esquejes con Nitrozyme.

LOS ESQUEJES EMPIEZAN A ENRAIZAR

Siete días después, abrimos las ventilaciones del propagador. Al cabo de 9 días, los cuatro esquejes ya tenían unas buenas raíces que empezaban a asomarse de los tacos, así que los trasplantamos a macetas de 8,5cm, colocándolas a unos 45cm de la lámpara. Para ello, usamos la misma mezcla de tierra utilizada para cultivar desde semilla. Durante las 24 horas siguientes, estuvimos vigilando atentamente los esquejes; en su primer ciclo nocturno “expuestos", recibieron otra dosis de Nitrozyme. Al día siguiente, despuntamos las puntas que brotaban (pellizcándolas con los dedos) y acercamos los esquejes a la lámpara (a 30-35cm).

TRASPLANTAR LOS ESQUEJES

Tras pasar 14 días en macetas pequeñas (el día 23 desde que se cortaron los esquejes), los trasplantamos a macetas de 25cm y acto seguido los fertilizamos con media dosis de Canna Terra Vega. Esa noche, los volvimos a rociar con el estimulador del crecimiento y también les dimos 2ml del estimulador en un litro de agua.

LOS ESQUEJES EMPIEZAN A FLORECER

Durante los siguientes siete días, los esquejes crecieron muy rápidamente. Al cabo de 21 días de estar en macetas, cogimos dos de las plantas y las llevamos a la sala de floración, colocándolas en el mejor sitio; entonces, les administramos una dosis completa de Canna Terra Flores. En el día 7 del ciclo 12/12, ambos esquejes empezaron a florecer. En el día 15, las plantas estaban floreciendo como locas y produciendo resina a toda marcha. Además de la doble dosis de abono (Terra Flores) aplicada con cada riego, decidimos darles una mezcla completa de PK 13/14 (5ml por litro) desde el día 17 al día 20.

El día 30, ambas plantas tenían un gran aspecto. Una era más baja que la otra y estaba haciendo exactamente lo que hacía su madre: estaba cogollando con un espacio internodal corto prácticamente a lo largo de sus cuatro tallos, con una estructura de floración densa y perfecta. Su hermana, más alta, también imitaba a su madre: desarrollando unos cogollos sólidos, abultados y espaciados.

A partir del día 31, les dimos otro abono PK 13/14 (3ml por litro) durante tres días consecutivos. En el día 35 de la floración a 12/12, ambas plantas habían superado a sus madres en cuanto a producción de cogollos, gracias a haber usado potenciadores del crecimiento y a haber despuntado los esquejes previamente. La planta más alta tenía unos cogollos tan pesados, que necesitaba cañas de soporte. A partir de entonces, redujimos el fertilizante a una sola dosis con cada riego.

LOS COGOLLOS ENGORDAN

En el día 42, los cogollos ya habían pasado el “estallido floral” y estaban engordando. La producción de resina en ambas plantas estaba en su punto más álgido. A partir de ese momento, ambas plantas sólo recibirían agua pura hasta la cosecha. En el día 46, las dos plantas estaban cargadas de cogollos gordos y brillantes. En la planta más baja, algunos pistilos ya se estaban volviendo marrones. A estas alturas debemos decir que, en lugar de trasplantar las plantas a macetas de 25cm, habría sido mejor usar macetas de 35-40cm, ya que la Critical devora los fertilizantes y su sistema de raíces se adapta a su hambre. ¡Así que no uses macetas demasiado pequeñas para esta niña!

EL MOMENTO DE LA COSECHA

En el día 48 de la floración, ambas plantas empezaron a volverse de color marrón, pero las glándulas de resina seguían de color trasparente. Dos días después, un mayor número de pistilos se había tornado de color marrón y, al observar las flores bajo una lupa de 8 aumentos, notamos que los tricomas de la planta pequeña ya empezaban a volverse ligeramente blancos. ¡El momento de la cosecha!

CORTAR, MANICURAR Y SECAR LOS ESQUEJES DE LA CRITICAL

Después de cortar, manicurar y colgar los cogollos para que se secaran, una cosa quedaba clara: estas dos señoritas habían producido más, en menos tiempo (71 días desde que enraizaron) que sus cuatro hermanas (cultivadas de semilla) juntas.

En comparación, las cuatro Critical de semilla produjeron 13g, 18g, 21g y 24g de cogollos secos y manicurados, sumando un total de 76g en 79 días. Con los esquejes, obtuvimos 32g (la planta alta) y 49g (la planta baja) de cogollos secos y manicurados; esto suma un total de 81g de solo DOS esquejes en 71 días desde que echaron raíces (80 días desde el corte de los esquejes). Así que, si todavía estás indeciso sobre los esquejes, obtener más del doble de la cosecha debería ser un argumento muy convincente a favor de los esquejes.

Advertencia: dada la densidad de los cogollos de la Critical, son susceptibles al moho. Procura que la humedad y la ventilación sean adecuadas, especialmente en las últimas semanas de floración.

LA FUMADA DE LA CRITICAL: AROMA, SABOR Y EFECTO

Cuando la Critical está seca y no la tocas, no huele demasiado. Pero, si troceas un cogollo, desprende un olor distintivo: muy “terroso”, casi a almendra tostada y especias, con un ligero matiz a combustible. Este olor disminuye a medida que se curan los cogollos, pero no desaparece completamente y de ninguna manera afecta a su delicioso humo. El reto de esta cepa no es el cultivo en sí, sino el hecho de tener que manejar sus cogollos súper resinosos (y por tanto pegajosos).

Finalmente, en lo que respecta al colocón, ambas variantes produjeron una experiencia similar. Su sabor es sorprendentemente rico y parecido al hachís, y los cogollos más gruesos podrían tener un sabor más Skunk. Su fumada es muy agradable: un colocón corporal fuerte (pero no demasiado fuerte), acompañado de un subidón de euforia motivante. Tal vez te preguntes si acabarás apalancado en el sofá tras unas caladas. La respuesta es no. De hecho, verás que puedes hacer bastantes cosas, solo que con una sonrisa tonta en la cara. Su efecto sube poco a poco; puedes fumar una o dos cazoletas antes de sentir de pleno el efecto de la primera. No es el colocón más duradero, pero esto significa que puedes pasar la tarde/noche totalmente fumado, ¡y levantarte al día siguiente con la cabeza clara!

CONCLUSIÓN: LA CRITICAL SATISFACE EN TODOS LOS SENTIDOS

En conclusión, creemos que la Critical satisface en todos los sentidos. Es fácil de cultivar desde semilla o esqueje, y produce cosechas excelentes en un período increíblemente corto. Y, lo más importante, produce un colocón de primera categoría. Este es otro ejemplo de la genética cannábica de alta calidad de Royal Queen Seeds, ¡que siempre hace felices a los cultivadores y fumetas! Además, si siempre has querido probar con los esquejes, ¡la Critical es una gran cepa para empezar!

Tens 18 anys o més?

El contingut de RoyalQueenSeeds.cat és únicament apte per a adults i està reservat per a majors d'edat.

Assegura't de conèixer les lleis del teu país.

En clickar a ENTRAR, confirmes
que tens
18 anys o més.